Uso de calefactores de aire portátiles para secar cisternas de camiones para uso alimentario


Los camiones cisterna están diseñados para transportar de forma segura gases condensados, cargas líquidas o cargas secas a granel por las carreteras de Europa. Pueden ser de aluminio, carbono o acero inoxidable, plástico reforzado con fibra de vidrio o similar, dependiendo de lo que estén diseñados para transportar. En términos de camiones cisterna para uso alimentario, están diseñados específicamente para transportar alimentos líquidos. Algunos ejemplos son la leche, el alcohol, el vinagre, el aceite vegetal y los zumos de frutas.

Los camiones cisterna para el transporte de alimentos deben cumplir estrictos códigos de seguridad e higiene para obtener la certificación. Esto también significa que los limpiadores de camiones cisterna de calidad alimentaria deben ser aptos para uso alimentario y deben obtener la aprobación o certificación de terceros autorizados. Las empresas que ofrecen una limpieza certificada están repartidas por toda la red de carreteras de Europa para ofrecer un servicio al cliente rápido y cómodo, y forman parte de la organización sin ánimo de lucro EFTCO.

El proceso de limpieza de cisternas para uso alimentario


Antes de cada transporte, las cisternas que llevan zumo deben limpiarse de los restos de la carga anterior. La cisterna debe estar limpia y esterilizada para evitar la proliferación de moho, bacterias, etc. De lo contrario, no se considerará apta para el almacenamiento de alimentos. El secado con aire caliente permite garantizar unas condiciones seguras e higiénicas para el siguiente transporte.

El proceso de limpieza habitual de estas cisternas de camiones implica el lavado interior con agua caliente o fría, la aplicación de determinados productos de limpieza en función del producto y, finalmente, el secado de la cisterna con aire caliente.

El secado se puede realizar mediante ventilación natural, ventilación forzada o con aire caliente. Este último es, por supuesto, más rápido y se puede llevar a cabo fácilmente utilizando calefactores de aire móviles. Es importante tener en cuenta que, poco después del secado, las cisternas están demasiado calientes para cerrarse herméticamente debido al riesgo de daños por vacío.

Para garantizar que las cisternas recién lavadas se mantengan limpias, es muy importante utilizar aire limpio y sin aceites. En la mayoría de los casos se utilizan extractores de aire o ventiladores para el secado. El aire comprimido también se puede usar para accionar cabezales giratorios y, en este caso, se debe asegurar que el aire no contenga aceites. Si se utilizan aparatos de respiración, se deben cumplir requisitos de aire específicos.

Caso de uso de una solución de calefactor portátil


no de los socios polacos de Master Climate Solution ha finalizado recientemente la instalación de calefactores indirectos de gasóleo Master BV 500, que se utilizan para secar depósitos/cisternas utilizados para transportar líquidos como el zumo de fruta.


Las unidades de calefacción de 150 kW se han instalado en el interior de la sala de limpieza. Los gases de escape se descargan a través de «chimeneas» de acero inoxidable. Se conecta un tubo flexible al dispositivo a través del cual el calefactor suministra aire 100 % limpio, seco y caliente al interior del camión cisterna/depósito. El alto flujo de aire hace que el proceso de secado sea rápido y eficiente, y el potente ventilador centrífugo de 770 Pa permite suministrar la corriente de aire caliente incluso a largas distancias.