Revisiones periódicas de los calentadores portátiles - reglas básicas de mantenimiento

Las mañanas frías del otoño nos recuerdan cada vez más la llegada del invierno. Mientras nos preparamos para recibir un invierno glacial es importante controlar el estado de los aparatos que nos ayudaron a combatir el frío el pasado año. A pesar de su resistencia en condiciones difíciles, los calentadores portátiles demandan también un mantenimiento.

Nosotros mismos podemos realizar una evaluación básica del estado del aparato. Primero, se han de controlar las condiciones generales del aparato: limpieza, aspecto de la carcasa y cables de alimentación. En los calentadores de aceite hay que controlar el depósito de combustibles para detectar obstrucciones de aceite o agua. Si el depósito contiene aceite, habrá que controlar su calidad.

Numerosas impurezas en el depósito causadas por el no uso del aparato durante un largo periodo pueden provocar un funcionamiento incorrecto e incluso una avería grave. Es también aconsejable controlar el filtro del combustible y los filtros del aire en calentadores de aceite a baja presión y el estado del reductor, los tubos del gas y la hermeticidad de las conexiones en calentadores a gas. Además hemos de asegurarnos de que la botella contiene gas antes de encenderlo. Parece paradójico pero la botella vacía suele ser la causa de problemas en el encendido del aparato.

Por consiguiente, debemos limpiar nosotros mismos las rejillas de entrada, el depósito, los filtros del combustible y del aire y la carcasa.

Ante todo la seguridad

El elemento más importante a la hora de preparar el aparato para una nueva temporada es determinar si sus condiciones técnicas pueden causar un peligro para la seguridad. Usar un calentador averiado puede estropear el mismo aparato y también poner en peligro la salud y la vida de las personas que trabajan en el área - advierte Marcin Czerwiński - un asesor técnico de Desa Polonia, donde se fabrican calentadores portátiles Master.

En caso de dudas sobre las condiciones del calentador, busca ayuda en el servicio técnico más cercano. Las manchas de humo en la carcasa, el frotamiento del ventilador contra la carcasa, los restos de derrame de combustible o la combustión inadecuada del combustible (presencia de humo blanco o negro) son solamente algunas de las numerosas razones por las que es necesario buscar asistencia profesional.

Revisión estándar

En los calentadores a gas, los técnicos suelen controlar termopares y electroválvulas y el estado del sistema de ignición. Los propietarios de calentadores de aceite, por otra parte, pueden esperar una regulación de la presión, una limpieza del quemador y de la cámara de combustión o la sustitución de partes deterioradas o averiadas tales como el filtro del combustible o los filtros del aire. Los componentes que controlan y regulan el funcionamiento del aparato se suelen examinar así como también la hermeticidad y la no osbtrucción de las mangueras del combustible.

A la hora de planificar el encendido del aparato después de un largo periodo de no utilización se han de considerar algunas cuestiones importantes. La intensidad del funcionamiento del aparato hasta esa fecha es importante. Los calentadores que funcionan durante numerosas horas al día todo el invierno necesitan revisiones más meticulosas que los se que usan de vez en cuando en situaciones excepcionales. Se ha de recurrir a un servicio técnico autorizado cuando se plantean dudas sobre el funcionamiento del aparato, en presencia de defectos visibles o si el aparato presenta condiciones técnicas no adecuadas.

Servicio técnico autorizado

Se recuerda también que si el calentador es relativamente nuevo, numerosas reparaciones están cubiertas por la garantía. Por cuestiones de seguridad personal, los experimentos se deben evitar, los usuarios no han de intentar mantener el aparato cuando necesita ser examinado por un experto. Se destaca que recurrir a servicios autorizados asegura que el aparato será controlado por profesionales y que los recambios utilizados serán originales. De esta forma, podemos estar seguros de que el aparato funcionará correctamente en las temporadas siguientes.