No solamente aire caliente soplado - sino el calor al alcance de la mano

Durante las temporadas más frías, todas las clases de aparatos de calefacción se convierten en los artículos más buscados. En el ámbito privado y profesional se suele hablar de estufas, radiadores o ventiladores.

Cuando un día frío o glacial nos sorprende y la calefacción central no es suficiente o no hay, casi siempre usamos calentadores eléctricos. Estos aparatos suelen ser muy pequeños por lo que se pueden usar sin problemas casi en todas partes.

Se conectan y la temperatura alcanza el nivel que deseamos en poco tiempo. Pero hemos de elegir un sistema que sea lo suficientemente potente para calentar un área determinada. La gama Master de productos ofrece modelos desde 1 a 22 kW para satisfacer las exigencias de numerosos usuarios.

Para la casa y el garaje

Los calentadores eléctricos Master se pueden usar en casa y en otros lugares, tales como obras o almacenes. Son perfectos para calentar el garaje de vez en cuando o para secar un edificio fresco o calentar regularmente oficinas o almacenes fríos. Su estructura es robusta y duradera por lo que se pueden usar incluso en las condiciones más extremas. Al no consumir oxígeno se usan también en áreas cerradas. Un funcionamiento silencioso, ningún humo de combustión ni olores y una eficiencia al 100 % son solamente algunas de las ventajas de estos aparatos. La movilidad es otra de sus principales ventajas. El calentador se desplaza fácilmente con sus asas cómodas y su peso ligero.

El modelo B 18 EPR representa también una solución inteligente permite la conexión de una manguera de aire caliente. Se usa en situaciones en las que por razones varias el calentador no se puede situar directamente en el espacio que calentar. La manguera que mide más de 7 metros de largo permite llevar el calor a todas partes sin tener que instalar el aparato directamente. Para potenciar más su movilidad, el aparato está equipado con un asa cómoda y ruedas.

Resistencias y ventiladores

La mayoría de los calentadores eléctricos funciona en un modo similar. Resistencias alimentadas mediante electricidad calientan el aire. Dichos aparatos incluyen un ventilador que fuerza el aire a través del calentador. El calor es intercambiado mediante convección y radiación forzadas. Selectores especiales permiten programar la potencia y la temperatura.

La construcción

Los calentadores eléctricos Master usan solamente componentes certificados de máxima calidad que aseguran su fiabilidad y eficiencia. El certificado ENEC así lo atestigua, lo cual significa que estos aparatos cumplen las normas europeas más estrictas. Durante el proceso de diseño de estos modelos, se asegura una eficacia óptima al prestar atención a características, tales como, configuración y área superficial de resistencias, parámetros ventilador y materiales. Los soluciones aplicadas a la construcción incluyen transmisores que diferencian los productos Master de sus competidores chinos. Cada modelo de la gama Master, salvo el B 18 EPR, está equipado también con un termostato interno que facilita el funcionamiento y el control de la temperatura.

Normas de seguridad

Los calentadores eléctricos Master están certificados en la clase B, lo cual significa que no conllevan riesgos para la vida, la salud, las mercancías o el medio ambiente si se usan según las recomendaciones del fabricante. Por ello, al igual que sucede con cualquier aparato eléctrico, se han de tomar siempre precauciones al usar estos calentadores eléctricos. Estos aparatos no se han de tapar durante el funcionamiento, ni situarlos cerca de cortinas o de otros materiales textiles. No se deben usar en cuartos de baño, piscinas ni en otros lugares donde puedan entrar en contacto directamente con el agua. Se ha de prestar una atención especial para no situar estos aparatos en lugares polvorientos ni en lugares con materiales inflamables, tales como gasolina, disolventes o pinturas.