Métodos de deshumidificación

La deshumidificación del aire es un proceso que reduce el vapor contenido en al aire. El aire se puede deshumidificar en varios modos:

calefacción y ventilación
deshumidificación por condensación
deshumidificación por absorción

Calefacción y ventilación

Con este método se aumenta la temperatura del aire en un espacio y se aplica una ventilación intensa. La eficiencia de este método dependen de las condiciones externas que pueden incluso impedir la aplicación de este método. Cuanto más baja sea la temperatura externa y cuanto más alta sea la temperatura del local que deshumidificar, mayor será la eficiencia de este método. Por consiguiente, los mejores resultados se obtienen durante el invierno mientras que en primavera y otoño y, sobre todo, en verano los resultados son los peores.

Para deshumidificar paredes húmedas, la temperatura ambiente no ha de superar los 35 ºC. Temperaturas superiores pueden aumentar la presión del vapor contenido en las paredes excesivamente y agrietar y estropear las paredes. La ausencia de una ventilación adecuada (cambio de aire) durante la deshumidificación de paredes húmedas con este método provoca la absorción del vapor por las partes más secas de las paredes y el techo. Se ha de destacar que el calentamiento del aire con calentadores de gas causa el efecto contrario al esperado. Porque la combustión de propano - butano produce dióxido de carbono y vapor. Por lo que la temperatura del aire aumenta pero también la humedad del aire.

El uso de este método comporta grandes gastos. Lo cual es fruto de su baja eficiencia (tiempos largos de deshumidificación) y de que los mejores resultados se obtienen con las mayores diferencias de temperatura (gran demanda de potencia de calentamiento).

Deshumidificar con la ventilación y la calefacción:
1 - aire eliminado en el exterior; 2 - aire aspirado del exterior; 3 - ventilador ; 4 - calentador; 5 - aire calentado


Deshumidificación por condensación

Con este método se elimina la humedad contenida en el aire mediante su enfriamiento por debajo del punto de rocío que causa la formación de los condensados. Este método usa los deshumidificadores de aire por condensación. Los principales componentes son ventilador , compresor, intercambiadores de calor (condensador y evaporador) y un elemento de expansión. El ventilador fuerza el caudal de aire húmedo a través de los intercambiadores de calor. La temperatura del evaporador es menor que la temperatura del punto de rocío lo cual causa la condensación del vapor contenido en el aire en sus paredes. La condensación es recogida en un depósito del deshumidificador o eliminada mediante un sistema de desagüe en el exterior. Después de pasar por el evaporador, el caudal de aire enfriado y seco fluye por el condensador para ser calentado. Lo cual disminuye aún más el valor de la humedad relativa. El aire seco procedente del condensador regresa al local de procedencia.

La temperatura del aire que sale del deshumidificador es 3 - 8 ºC mayor que la temperatura del aire aspirado. El antedicho aumento de la temperatura puede causar una evaporación más rápida del agua, por ejemplo de paredes húmedas, lo cual facilita la deshumidificación y no causa daños como ocurre con la deshumidificación mediante calefacción y ventilación. La cantidad de agua contenida en el aire disminuye notablemente si se alarga el tiempo de funcionamiento de las máquinas en un espacio cerrado.

El rendimiento de los deshumidificadores por condensación depende de las condiciones de funcionamiento (temperatura y humedad) y del tipo de máquinas (tamaño, fabricante). Alcanza su valor máximo con los valores más altos de temperatura y humedad relativa. Por consiguiente, la disminución del agua contenida en el aire causa un descenso del rendimiento de las máquinas. La naturaleza específica de estas máquinas permite usarlas con temperaturas inferiores a 0-5 ºC (dependiendo del modelo).

La deshumidificación por condensación es definitivamente más eficiente y económica que deshumidificar mediante calefacción y ventilación, sobre todo, por la eliminación del cambio de aire en el local.

Deshumidificación por condensación:
1 - aire húmedo; 2 - filtro; 3 - evaporador; 4 - bandeja de recogida; 5 - depósito de los condensados;
6 - aire deshumidificado y enfriado; 7 - condensador; 8 - ventilador ; 9 - aire deshumidificado y calentado


Deshumidificación por absorción

Con este método se elimina la humedad del aire mediante su absorción con materiales higroscópicos. Los sistemas principales usados en este método son deshumidificadores por absorción cuyos elementos principales incluyen un rotor con un grupo propulsor, ventiladores, radiador de aire, filtro, carcasa y accesorios.

El rotor suele estar construido con láminas de aluminio perfiladas adecuadamente (para crear capilares axiales) cuyas superficies están recubiertas con materiales higroscópicos. Esta construcción permite un gran aumento del área de absorción de la humedad. Un motor eléctrico mediante una transmisión (suele ser del tipo con correa) acciona el rotor. El dispositivo se divide en un sector de deshumidificación y un sector de regeneración por lo que el aire se deshumidifica detrás del rotor. La rotación del rotor causa el contacto del material higroscópico con el sector de regeneración donde el aire caliente fluye por el rotor para eliminar la humedad que es enviada al exterior.

Otra característica adicional del rotor es su larga vida, es lavable, autolimpiable y evita la proliferación de bacterias. Una gran ventaja de este tipo de deshumidificación es la posibilidad de deshumidificar el aire sin refrigeración y también deshumificar el aire a una temperatura inferior a cero. Este método por sus numerosas ventajas se usa enormemente en la industria, por ejemplo en el sector farmacéutico, alimentario y en los sistemas AC.

Deshumidificación por absorción:
1 - filtro; 2 - aire húmedo; 3 - rotor; 4 - aire deshumidificado; 5 - ventilador; 6 - aire de regeneración;
7 - radiador; 8 - aire de regeneración caliente; 9 - aire de regeneración húmedo