Las obras durante el invierno - cómo combatir las manchas de humedad en las paredes


El caso de Hubert, que vive en la ciudad de Poznań, demuestra que enlucir en invierno puede plantear problemas de enlucido húmedo. Según los expertos de la construcción, se puede enlucir en invierno pero en la habitación se ha de mantener una temperatura mínima de 15 ºC y el nivel de humedad no ha de superar el 70 %. El edificio se ha de calentar y debe disponer de un sistema de ventilación adecuado para eliminar la humedad.

Hubert posee una casa pequeña de 120 m² aproximadamente, construida por él y su familia. Después de haber acabado el edificio y con las puertas y ventanas instaladas, empezó el trabajo del enlucido. Se realizó a finales del mes de octubre y principios de diciembre de 2010, cuando el tiempo era todavía bastante cálido para esa temporada del año. Los problemas iniciaron cuando un periodo de tiempo invernal sorprendió a todos a principios de diciembre. Las temperaturas permanecieron por debajo de 0 ºC alrededor de un mes y se produjeron fuertes nevadas. El deshielo llegó en enero y, por entonces, enormes manchas de humedad aparecieron en las paredes de la casa de Hubert (véase la foto).

En el sector de la construcción, las bajas temperaturas externas alargan el proceso de adherencia y endurecimiento del mortero. De ahí, el problema de las manchas de humedad de un mortero recién aplicado. Con una temperatura interna de 8 ºC aproximadamente, era imposible que las paredes se secasen y esto empeora con condiciones meteorológicas externas desfavorables.

El propietario de la casa decidió usar el deshumidificador por condensación DH 751. Primero, el aparato se sitúo en la habitación más humedad con una superficie de 10 m² aproximadamente. Durante el proceso de secado de una semana, se recogieron alrededor de 6 - 7 litros de agua diariamente en la habitación. Se llama la atención sobre el hecho de que cuanto más altos son los valores de las temperaturas y del nivel de humedad en la habitación, mayor será la eficiencia del deshumidificador por condensación. En este caso, las temperaturas en la habitación rondaban los 5 - 8 ºC, que son los valores de temperaturas mínimas con las que el aparato puede funcionar. Al mismo tiempo, las temperaturas externas oscilaban entre los 0 y 8 ºC. A pesar de ello las manchas de humedad se redujeron después de haber usado el deshumidificador durante una semana.

Los deshumidificadores por condensación Master DH 751 pueden alcanzar un nivel de eficiencia de 46 litros diarios con una temperatura de 30 ºC y un nivel de humedad relativa del 80 %. Están equipados con un panel de mandos electrónico e incorporan un humidostato. Un indicador luminoso del nivel de llenado del depósito indica cuando se ha de vaciar. Se usan principalmente durante trabajos de acabado y remodelación.


Para disminuir el proceso de secado, el propietario decidió también usar otro deshumidificador, Master DH 25, en otra habitación. Con un nivel similar de humedad en todo el edificio, se han de usar varios deshumidificadores para obtener buenos resultados. El uso de los antedichos aparatos es la única solución para dicha situación antes de la llegada de un tiempo más cálido. La deshumidificación mediante sistemas de calefacción o ventilación es un proceso largo. La deshumidificación por condensación es mucho más efectiva y económica. Asimismo, en el caso descrito, un calentador eléctrico, el modelo Master B 3,3 se usó para potenciar la eficiencia de los deshumidificadores mediante el aumento de la temperatura en la habitación y por lo tanto acelerando el proceso de secado. El uso de calentadores portátiles es una solución perfecta antes de la instalación de sistemas de calefacción en el edificio.

Consultar la página de los deshumidificadores para obtener más información sobre la deshumidificación por condensación.