La Universidad de Tecnología no teme el frío

En tan solo pocos meses, la Universidad de Tecnología de Poznan, podrá disfrutar de su nuevo centro mecatrónico, biomecánico y de nano ingeniería, ahora en construcción en las calles de Berdychowo y John Paul II, en Poznan. La empresa Budimex S.A que obtuvo el contrato mediante adjudicación, planifica acabar las obras para el mes de septiembre de 2011.


A pesar de las condiciones duras causadas por temperaturas muy por debajo del cero a finales de 2010, la construcción no se detuvo. Este espacio high-tech de 3.784,4 m2 tendrá cinco plantas y dos parciales con un área total de 15.610 m2. Incluirá clases, laboratorios, salas de lectura y también terrazas verdes donde estudiantes y profesores podrán descansar y relajarse.

Ahora la construcción se encuentra casi en la fase de realización de la estructura. El invierno riguroso no obstaculiza la plantilla de construcción que planea cerrar la obra según su programa. Soluciones tecnológicas corrientes, al igual que las máquinas y los equipos usados en la construcción, permiten seguir con el trabajo incluso con mal tiempo.

"Durante el invierno, cuando la temperatura externa desciende, los calentadores de aire son indispensables", afirma el ingeniero de construcción Jakub Wawrzyniak. "Son uno de los elementos que nos permiten seguir trabajando."

El espacio entre techos, cuando paredes y ventanas aparecerán pronto, se tapó con láminas, para que el calor no se perdiese demasiado rápidamente En el caso de un espacio tan grande, es difícil mantener una temperatura fija por encima de cero en todo el lugar, especialmente cuando fuera está helando. Aunque aumentar la temperatura en la obra unos grados solamente aseguró la continuación del trabajo.

Durante la construcción de CMBiN, Budimex usó calentadores de aceite directos 44 kW (Master B 150) y calentadores de aceite indirectos más eficientes. Los últimos, con una eficiencia alrededor de los 80 kW producen una gran cantidad de aire 3.300 m3/h con una temperatura de 105 °C. También es importante mencionar que estos aparatos son muy cómodos de usar por su movilidad y su disponibilidad inmediata. Los calentadores calientan pilares, techos y paredes por lo que permiten aplicar el hormigón en otras partes del edificio de la Universidad. La calefacción asegura también cumplir los requisitos de duración para el hormigón. De otra forma el trabajo se habría tenido que interrumpir.

"Usamos también calentadores de aire eléctricos, el modelo Master B 9 en las obras", prosigue el Sr. Wawrzyniak. "Actualmente tenemos siete de ellos. Son muy útiles para calentar los pilares entre otras cosas. Los pilares se cubren con láminas para mantenerlos calientes. En este caso, los calentadores eléctricos son más seguros porque los calentadores de aceite de alto rendimiento pueden quemar las lonas en los pilares pequeños. Los calentadores eléctricos se usan también para calentar áreas más pequeñas, tales como oficinas".

Los calentadores portátiles se usarán seguramente en las obras de acabado para calentar suelos y secar las habitaciones. Los calentadores eléctricos y de aceite son idóneos para este fin.

Como podemos ver, los empleados de Budimex no le temen al mal tiempo, y la Universidad tecnológica de Poznan, pronto dispondrá de un espacio high tech, que será seguramente envidiado por numerosas universidades.