Inversiones invernales - el secreto de calentar espacios grandes

¿Los gastos derivados de los sistemas de calefacción pueden reducirse de forma drástica sin alterar una eficiencia elevada de calentamiento? ¿Como se pueden mantener calientes espacios grandes con gastos mínimos? ¿Por qué es importante prestar atención a la selección del aparato pero también al tipo de combustible?

El frío del otoño se siente cada vez más. Esperamos con ansiedad la llegada de los días fríos y cortos. Nos concentramos en la solución que constituye un reto anualmente: ¿cómo asegurar una calefacción adecuada en las áreas internas más grandes de la empresa? Los problemas se plantean en espacios industriales muy grandes, tales como zonas de producción, almacenes y talleres pero también en varios tipos de instalaciones de deporte o edificios públicos.

Dichos lugares presentan grandes demandas en cuanto se refiere a la capacidad calorífica. Mantener una temperatura constante resulta muy difícil a causa del intercambio frecuente de aire caliente y frío. Las puertas o verjas abiertas regularmente enfrían los locales que se han de recalentar rápidamente. Por consiguiente, la calefacción de dichos espacios suele ser muy cara. Aunque es importante buscar nuevas soluciones que serán lo suficientemente eficientes y eficaces y permitirán no gastar todo el dinero ganado con esfuerzo.

La elección del generador de aire
caliente adecuado

En numerosos casos, los generadores de aire fijos representan la solución ideal. Calientan áreas bastante grandes mediante aire caliente. Independientemente de las condiciones ambientales, el aire caliente se suministra rápidamente y en grandes cantidades. Además, el uso de combustibles fácilmente disponibles es el primer paso para disminuir los gastos de calefacción. Junto al aceite gasóleo típico, el aceite universal, los residuos de producción tales como el papel o la madera seca se pueden usar también en estos aparatos (dependiendo del modelo). El tamaño del local se ha de considerar también a la hora de elegir un modelo determinado. Solamente un dispositivo con una capacidad calorífica adecuada podrá realizar su tarea.

Generadores de aire caliente con
un quemador de aceite externo

Las salas con una gran capacidad cúbica se calientan rápidamente y sin gastar enormemente con un generador de aire caliente fijo y alimentado con un aceite universal (por ejemplo Master BG 100 PW). Este generador fácil de montar tiene un quemador de aceite externo adaptado para un funcionamiento intermitente. Los generadores de este tipo se pueden alimentar con varios tipos de combustibles por lo que es posible disminuir los costes de funcionamientos y ajustarlos a las exigencias del usuario.

El generador produce calor soplando aire caliente. Su instalación consiste en conectarlo a un sistema de chimenea y en la conexión opcional a canales de aire adicionales para distribuir el aire uniformemente. El aire usado en el proceso de combustión es tomado directamente del espacio calentado, por lo que es extremadamente importante asegurar una ventilación adecuada que garantiza una entrada constante de aire fresco. Se ha de pensar detenidamente en el lugar de instalación para que el depósito del combustible se encuentre relativamente cerca del aparato (la distancia máxima es 4 metros). Instalar el depósito a una distancia mayor demanda el uso de una bomba de combustible adicional que asegure la máxima eficiencia para el funcionamiento del aparato. El generador de aire caliente BG 100 PW se ha equipado también con un analizador de humos de la combustión especial por lo que todos los tipos de aceite se pueden quemar en un modo controlado para asegurar que no sean perjudiciales para el medio ambiente.

La gran capacidad de este generador (120 kW) permite calentar grandes espacios muy rápidamente. Además, se puede conectar un termostato al aparato para controlar automáticamente la temperatura. Aunque la compra de este aparato parezca una inversión considerable, en una temporada de uso su precio se amortiza.


Master BG 100 PW

Generadores de aire caliente con
un quemador por evaporación

En lugares pequeños, tales como garajes, pequeños almacenes o salas de producción, los generadores alimentados con un aceite universal y con un quemador por evaporación se han usado con éxito durante numerosos años. Se destaca que dichos aparatos requieren una instalación para la chimenea de cuatros metros por lo menos a causa de la cámara de combustión abierta. Un tiro inadecuado puede causar un funcionamiento no eficaz del aparato y contribuir a una combustión inapropiada.

Un generador de 33 kW (por ejemplo Master WA 33 B) aumenta la temperatura en una habitación de aproximadamente 7 °C en tan solo 1,5 horas (si el edificio reúne los requisitos estándares de aislamiento). Los aparatos equipados con este tipo de quemador suelen incorporar un depósito de combustible, un sistema de ajuste de la capacidad doble rango y un sistema de ignición manual.

Es la solución ideal para áreas pequeñas. Las ventajas básicas de estos aparatos son primero un precio de compra bajo, una eficiencia alta, un combustible barato y un calor puro casi al 100 %.


Master WA 33 B

Generadores de aire caliente
de combustible sólido

En el mercado se comercializan también generadores de aire caliente de combustible sólido. Estos aparatos, altamente eficientes, usan todos los residuos de producción, madera, papel, etc. en lugar de los combustibles corrientes. El generador Master CT 50P con una capacidad de 50 kW es un perfecto ejemplo de estos aparatos. Se usa con buenos resultados en imprentas, lavaderos y talleres pequeños y en todos los lugares donde el combustible es de fácil acceso.

La instalación del generador consiste en conectarlo al conducto de la chimenea y la aplicación de la ignición manual permite apagarlo en cualquier momento. El precio de este aparato no es elevado y la posibilidad de usarlo para quemar varias clases de residuos abarata enormemente su funcionamiento.


Master CT 50 P


Antes de realizar la elección final, el usuario debe determinar el modelo de generador que asegurará una temperatura adecuada para el lugar. La eficacia y la eficiencia del generador se han de tomar también en consideración. Lo cual reduce el riesgo de elegir soluciones no eficaces. El acceso a un tipo determinado de combustible facilita en algún modo la elección. Sin embargo, se debe consultar siempre a un vendedor o a un experto en calefacción para definir los parámetros principales y recibir consejos sobre la selección del aparato más adecuado.