Bitwa na Głosy - los calentadores Master proporcionan calor a los participantes

Bitwa na Głosy, el espectáculo musical más importante de la televisión polaca, esta primavera atrajo a un gran número de espectadores. Una gran escalada y emociones fueron el resultado de numerosos meses de trabajo. MTM Dariusz Seferyński de Varsovia contribuyó también a la atmósfera en el escenario con los calentadores Master para calentar el estudio.

El set para el programa se construyó en una sala muy grande de producción en la planta Ursus, el antiguo fabricante de tractores. Una zona especial donde se desarrolló el espectáculo se realizó con cortinas hasta el techo. El espacio creado de este forma presentaba un volumen de 44.000 m³.

Cuando empezaron los preparativos para el espectáculo, la temperatura en este espacio era 3 °C aproximadamente. Con las luces del escenario y todo los espectadores, la temperatura aumentó hasta 8 °C. En un principio, se pensó usar ocho calentadores Master BV 690 para calentar el lugar uniformemente. Los aparatos se situaron fuera del edificio y dentro detrás de las cortinas. Al final, los productores optaron por la solución alternativa de dos calentadores para crear "islas de calor".

Dos calentadores de aceite de 220 kW, el modelo Master BV 690, con evacuación de los productos de la combustión se situaron en el interior detrás de las cortinas. El aire caliente se canalizó usando tubos de distribución de 5 m por 710 mm. Se usó solamente un tubo en lugar de cuatro para proporcionar un flujo efectivo y uniforme (los calentadores Master BV 690 presentan 4 salidas para el aire, por lo tanto se pueden conectar cuatro tubos de 200 mm).

Las zonas cerca de los extremos de los tubos, llamadas islas de calor, se situaron cerca de los espacios para la el la actuación y cerca del jurado.

Solamente con dos calentadores, los productores alcanzaron temperaturas con valores de 18 - 21 °C en las islas de calor y 13 - 15 °C en los otros sitios. Los niveles de temperatura variaron ligeramente en función de las condiciones externas del tiempo.

Es importante destacar que la temperatura aumentó enormemente en una estructura muy grande con costes relativamente bajos. Un efecto satisfactorio se consiguió usando solamente dos calentadores con un flujo de aire de 12.500 m³ por aparato.





MTM usó depósitos de aceite de 600 l para dos días completos de funcionamiento semanales sin tener que rellenarlos. El lugar se calentaba los viernes para ensayos y los sábados para otros ensayos y difusiones en directo. En el caso de Master BV 690, 60 litros de combustible son suficientes para 3 horas de funcionamiento por aparato.




La instalación antedicha, compuesta por dos calentadores Master, fue suficiente para calentar una sala enorme, lo cual demuestra su eficacia. Instalaciones similares se pueden usar seguramente para otros eventos temporales.