Los calentadores Master utilizados para proporcionar calor a los artistas

Este año, la Gran Orquesta de la Caridad de Navidad [GOCC], tocó para niños con enfermedades urológicas y nefrológicas. En toda Polonia, se celebraron eventos, conciertos y fiestas con el fin de recaudar dinero para equipos médicos. En Poznan, se usaron calentadores Master para calentar el escenario.


El punto principal de GOCC en Poznan era el escenario cerca del castillo. Al igual que sucede anualmente, se organizaron numerosos conciertos y subastas. La empresa MAKO de Przezmierow era la encargada de calentar el escenario a lo largo del evento con calentadores de aire portátiles. A pesar del tiempo variable y frío, estos aparatos aseguraron que los artistas y las azafatas desde el escenario pudiesen animar confortablemente a la audiencia a participar en la recaudación.

Se acordó que el escenario de 12 x 12 x 8 m con una superficie total de 1152m³ se calentaría con dos calentadores de aceite indirectos. Se usaron los modelos BV 290 con una potencia de 81 kW cada uno. A la hora de elegir los aparatos adecuados, se ha de considerar el hecho que los escenarios no son lugares cerrados y que hay una entrada constante de aire frío. Los calentadores se situaron a ambos lados del escenario y el aire caliente se distribuyó por el escenario con tubos en las paredes laterales de la plataforma. Lo cual permitió distribuir uniformemente el aire caliente por toda el área.

Los tubos de plata estaban sostenidos por bastidores de metal especiales. Los tubos en las paredes laterales entre los equipos musicales se mezclaron con el resto del escenario sin restar belleza.

Durante toda la final GOCC, los valores de la temperatura externa estuvieron comprendidos entre 0 y 5 °C. Los calentadores aumentaron la temperatura del escenario alrededor de 10 °C.

Enfrente del escenario, estaba la denominada cabina de control. Una tienda de unos 6 m² que se calentó con un calentador pequeño de 20 kW, Master BV 70r, equipado también con una manguera para distribuir el aire caliente. La salida de la manguera estaba situada en la pared trasera de la tienda.



El calentador funcionó a lo largo de todo el día, desde las 9 de la mañana hasta tarde por la noche, hasta que el evento se concluyó. Para conectar toda la instalación y desmontarla se tardaron solamente 30 minutos. Un empleado de MALO permaneció allí todo el tiempo para supervisar el funcionamiento de los calentadores. Es también importante decir que la empresa proporcionó un calentador de reserva, que se conservó en caso de avería de algunos de los aparatos.


Un sistema similar de calefacción se usó el 11 de noviembre de 2010 durante las fiestas de San Martín en Poznan.