¿Cómo funciona? El principio de funcionamiento de los deshumidificadores por condensación


El sistema de refrigeración del compresor constituye la parte principal de los deshumidificadores por condensación. Permite condensar el vapor y disminuir el agua contenida en el aire. El elemento fundamental del sistema de refrigeración es un compresor que comprime y bombea el refrigerante para forzar su circulación alrededor de todo el sistema. Cuanto mayor es la presión, más aumenta la temperatura. El refrigerante comprimido (en estado gaseoso) es llevado mediante un tubo al condensador donde es enfriado.

El calor del refrigerante es absorbido por el aire alrededor del intercambiador (condensador). El refrigerante cambia su estado y pasa de gas a líquido a causa de su presión y de la disminución de temperatura. El refrigerante condensado pasa por el filtro de deshumidificación que absorbe el vapor existente en su recorrido hacia el deshumidificador durante el funcionamiento o mantenimiento. Después de pasar por el filtro, el líquido pasa por un regulador (tubo capilar o válvula de expansión), cuya resistencia al caudal crea una diferencia de presión que provoca la expansión o la evaporación del refrigerante. El proceso de evaporación se produce en el evaporador.

A diferencia de la condensación, la evaporación causa un descenso de la temperatura y de la presión. A causa de este fenómeno, el aire cede su calor al refrigerante (y permite que se evapore). La temperatura del aire desciende por debajo del punto de rocío, lo cual provoca que la humedad en exceso se condense en las paredes del condensador. El refrigerante expandido es aspirado de nuevo por el compresor y el ciclo completo se reanuda.

Con temperaturas ambientes bajas, el agua condensada en el evaporador se puede congelar, lo cual aumenta la resistencia del caudal de aire en el intercambiador. Para impedir que suceda lo anterior, un sistema de control electrónico abre periódicamente la válvula electromagnética. Esta operación redirecciona el refrigerante caliente (en su estado gaseoso) hacia el evaporador. El hielo entonces se derrite y el agua se recoge en el depósito de condensados.